Saltar al contenido

Símbolo del infinito

Símbolo del infinito

Aunque no lo parezca, el símbolo de infinito es bastante utilizado en la cultura y argot general. En muchísimos temas de diferentes aristas y tópicos. De origen matemático, expresado por John Wallis (161-1703). Este curioso símbolo se asocia con el infinito. Debido a que no se puede especificar cual es el principio o el final del mismo. Ya que esta conectado de manera completa en todas sus partes.

Además de la parte matemática, tiene una fuerte connotación religiosa debido a que se le asocia con Uróboros. La gran serpiente que, en la iconografía alquímica, vemos como se muerde o come su propia cola, simbolizando el eterno ciclo de las cosas.

El símbolo del infinito en la teología y en el mundo espiritual

En el mundo de la espiritualidad, el símbolo de infinito simboliza un ocho (8). Esta fuertemente estrecho con la capacidad de sanar, curar y aliviar. Tanto el dolor físico como mental de un individuo, en alma y mente inclusive. Además, permite alejar energías negativas y las influencias malignas.

Por otro lado, en la religión católica, representa la resurrección, la vida eterna y la vida nueva. Dios, y su presencia en las cosas e incluso cuando esta en todas partes. Siendo inalcanzable para los seres humanos.

Inclusive para el Reiki. La cual es una forma de medicina alternativa de los místicos países orientales a través de las manos. El símbolo de infinito es un elemento sanador, dibujando este mismo con las manos en el área afectada. Esto se hace para poder liberarla de energías negativas.

Símbolo del infinito

Uróboros y sísifo, un interesante mito

El Uróboros, es un concepto utilizado alrededor de hace 3000 años por lo mínimo. Generalmente, es una serpiente o un dragón que está comiéndose a así mismo, con la boca en la cola. Representando la naturaleza y el ciclo de la vida y la muerte. Las cosas, igual que la energía, nunca desaparecen, solo cambian de manera constante en la vida y la realidad.

Por otro lado, en la mitología griega, fue un rey y fundador de la ciudad de Éfira. Al cual, como castigo, se le encomendó subir cuesta arriba una roca gigante que, al llegar a la cima, rodaba hacia debajo de nuevo. Esto, denotaba el trabajo inútil y el proceso absurdo, el circulo y ciclo infinito de fracaso. Que incluso, en el infierno, anciano y ciego aún seguía cumpliéndolo por toda la eternidad.

Finalmente, al tener esta información presente, podrás conocer mucho más este símbolo. Irónicamente, por lo que representa, tiene muchísimos significados. Igualmente, el ser humano tiene infinidad de facetas, y tú, hoy conociste algo nuevo.