Saltar al contenido

Número 7

10/29/2019

El número 7 representa el progreso y la victoria y encarna la superación. Conoce todo acerca de este nombre maravilloso, que simboliza la perfección.

Los significados generales del número 7

Confianza en sí mismo, capacidad de resistencia, asunción de riesgos, aventuras, optimismo, ganancia/victoria y coraje, pero también temeridad, sobreestimación y crueldad.

Las personas con un 7 en las características actúan independientemente y mantienen la visión general también en situaciones difíciles. Se aferran a sus objetivos y luchan con todas sus fuerzas hasta alcanzarlos. Renunciar es una palabra extranjera para la gente de la siete.

En un año personal de siete todas las energías están a su disposición para superar obstáculos y saltar sobre su propia sombra. Ahora haz tu determinación en el camino hacia tus metas personales.

Desde un punto de vista espiritual, el 7 es un número sagrado. El número para la armonía y el crecimiento, la belleza y la pureza. También representa a las personas que actúan como mediadores.

¿Qué significa el destino número siete?

El número 7 simboliza el cambio. Las personas con este número de destino son muy espirituales y aman perseguir filosóficamente los misterios.

Su número es muy santo, que se reconoce por los 7 pecados capitales y las 7 virtudes. Ni codiciosos ni egoístas, sino más bien muy modestos y amantes de la paz, tienen un efecto muy equilibrante en otras personas.

Con su capacidad de ver bien a través de las personas y su talento negociador, son muy buenos mediadores y, por lo tanto, se ganan el respeto de su entorno.

A través de su amor total y devoto, los 7 son socios ideales. Sin embargo, tienden a ser melancólicos. También la inestabilidad y spunghaftigkeit que muestran de vez en cuando al día.

Significado del número 7 en la vida

“Debes cruzar siete puentes. Sobrevivir siete años oscuros. Siete veces serás las cenizas pero una vez también el resplandor brillante.” Así cantaban en un grupo de rock. En esta canción se encuentra la esperanza de que un mejor momento comenzará después de ciertos plazos. Cuando se trata del destino, los Siete son un número mágico. Ha fascinado a la gente en todo momento y en todas las culturas. Moldea nuestra vida cotidiana y le da ritmo: el mundo fue creado en siete días, como muchos días a la semana. Hay siete maravillas del mundo, siete enanos en los cuentos de hadas. Y el tweeting en el séptimo cielo a veces es seguido por el maldito séptimo año. Esta serie podría continuar a voluntad. ¿Pero de dónde viene la posición especial de los siete? Y: ¿Tiene el número mágico algo más que un significado simbólico para nosotros?

Número 7

Los Siete nacen del cosmos

Los científicos sospechan que la posición especial de los Siete se debe en parte a fenómenos astronómicos. En la antigüedad, los planetas y estrellas que eran fácilmente visibles a simple vista eran considerados las moradas de los dioses. Y había siete de ellos: Sol y Luna, con los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Incluso el judaísmo y el Islam conocen siete cielos. También en la historia del cristianismo el número aparece una y otra vez: El Padrenuestro contiene siete peticiones. Conocemos siete virtudes y la misma cantidad de pecados mortales.

Otro intento de explicar el fenómeno generalizado se refiere a nuestra percepción. El cráneo humano está equipado con -sí, has leído bien- siete aberturas: dos oídos (audición), dos fosas nasales (olfato), dos ojos (vista) y una boca (degustación). Estos órganos de percepción son en cierto sentido nuestra puerta de entrada al mundo.

La psicología conoce otra variante de la posición especial de los siete: Hace más de 300 años, el filósofo británico de la Ilustración John Locke investigó las percepciones de los adultos y descubrió el llamado fenómeno de los siete. En sus estudios, encontró que casi todos los participantes de la prueba eran capaces de recordar hasta siete objetos después de una breve mirada a varios de ellos. El simbolismo numérico chino da a los Siete tal poder que influye en el desarrollo de la mujer: los dientes de leche se forman a la edad de siete meses y se pierden a la edad de siete años. A la edad de dos veces siete años usted es ya sexual, pero a los siete por siete ya no es fértil.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…